lunes, 19 de agosto de 2013

La Piedra Larga

Gran monolito que destaca en la baja serranía, apenas sostenida por otras pequeñas piedras ha sido lugar de sucesos paranormales, que se narran desde la llegada de españoles por esa zona, en busca de los aborígenes a quien dominar y que se sabia habían huido a este lugar conocido por ellos desde tiempos inmemoríables, pues junto a ella se realizaban ritos dirigidos por los hechiceros (guamas) de los antiguos guaycuras.
Según antiguas narraciones cuando los aborígenes conocieron los caballos, lograron criar en esa zona algunos hermosos caballos, destacando un corcel negro azabache de gran presencia, que fue elegido para que lo montara la hija del jefe guaycura, quien apoyaba al guama en sus rituales, montando a pelo el brioso caballo.


Foto: APFC Ago/2013

Foto: APFC Ago/2013

Otras leyendas hablan de el magnetismo que ahí se registra, que según decían los guamas era el lugar ideal para la carga de buena energía y para hacer los rituales que pedian a sus dioses la ansiada lluvia.
En estos últimos tiempos, personas que han vivido en las cercanías, platican que sus ancestros les narraron que en la zona siempre se han escuchado sonidos extraños, que algunos campeadores de ganado en el siglo pasado intentaron hacer el lugar un paraje de descanso, para pernoctar, pero no podían cerrar los ojos en toda la noche y escuchaban crujir la las piedras.
Foto: APFC Feb/2008

Foto: APFC Ago/2012

Foto: APFC Ago/2012

Foto: APFC Feb/2008

Foto: APFC Feb/2008

Algunas personas de la tercera edad recuerdan haber ido de niños algunas veces a este lugar y ver a algunas personas que con mucha facilidad subían hasta la parte mas alta de la piedra (que no es fácil) y que en un abrir y cerrar de ojos ya veían a esa persona abajo, junto a ellos.
Investigadores de esta época que han visitado el lugar han constatado que el lugar posee grandes cantidades de energía magnética, registrada y documentada. Otras personas narran sus propias experiencias, como sentirse muy relajados al estar ahí, otras personas han sentido fuerzas que los alejan de la piedra cuando van subiendo a la loma donde se encuentra, lo que hace su intento de llegar muy cansado. Otras relatan que durante una prolongada estancia en el lugar su reloj dejo de funcionar, se bajaron las pilas de su teléfono, al igual que las baterías de sus cámaras.
En las cercanías del lugar existen muchos viejos ranchos, como el Ciruelito, el cerro blanco, el Cuave, la trinchera, Agua de López, Parano, entre otros, siendo el rancho el Agua de León, el mas cercano a la Piedra, desde donde se puede, por sendero habilitado, llegar fácilmente a pie hasta el lugar, invirtiendo en ello cerca de 45 minutos a paso normal.


Foto: APFC Ago/2013

En la mayoría de los ranchos hay un ojo de agua cercano desde donde obtienen el agua para la crianza de sus animales y su uso domestico. En algunos casos el ojo de agua está en algún arroyo aguas arriba, desde donde la transportan por medio de mangueras hidráulicas que transportan el vital liquido por gravedad hasta sus depósitos y abrevaderos.
Actualmente el desarrollo rural de la zona permite que la mayoría de los ranchos estén electrificados por medio de red oficial, dejando atrás el uso de las instalaciones de energía solar que otros programas oficiales habían instalado.


Foto: APFC Ago/2012
 Paso a un rincón la vieja estufa de leña

Foto: APFC Ago/2012
También la lampara de petroleo quedó en desuso

La región en sus lomeríos es de bosque bajo de cactus, lomboy y paloadán (palvadan); en los arroyos abundan los bainoros, guayparines, higo silvestre, mezquites, palo de arco, binoramas, palo zorrillo, bebelamas, papachis, colorines, ciruelos, cacachilas y encinos. Los cactus que destacan son los cardones, biznagas, choyas y pitayos tanto en la variedad dulce como agria.
Foto: APFC Ago/2013

 Bebelama

Foto: APFC Ago/2013
 Cacachila
Foto: APFC Ago/2013
 Higo silvestre (zalate)


Foto: APFC Ago/2013

Foto: APFC Ago/2013
Encinos

Foto: APFC Ago/2013
Encino
Foto: APFC Ago/2013
 Flor de papachi

Foto: APFC Ago/2013
 Ciruelo
Foto: APFC Ago/2013
Foto: APFC Ago/2013
Capricho de la naturaleza en este pitayo.


Foto: APFC Ago/2013

 Al fondo un Pitayo y al frente un Papachi 


Foto: APFC Ago/2013

 Pitayo dulce
Foto: APFC Ago/2013

 Pitayas dulces blancas maduras

Foto: APFC Ago/2013

 Flores de pitayo agrio
Foto: APFC Ago/2013

Pitaya agria madura


Foto: APFC Ago/2013

 Pitaya dulce roja madura


Foto: APFC Ago/2013

 Pitaya dulce


Foto: APFC Ago/2013

Pitaya agria


Foto: APFC Ago/2013

La planta del caribe, vuelve a brotar (desde su camote) apenas en cuanto empieza el verano, para florear y producir su fruto, que se aprecia maduro en esta imagen. Se cosecha con mucho cuidado pues tiene pequeñisimos alguates, ademas de que las hojas no se deben tocar, pues al contacto producen gran comezón que lleva de tanto rascarse a sacarse sangre.
Foto: APFC Ago/2013

 Así se ve el fruto que contiene en su interior tres pepitas de color negro café. Se abre facilmente y se obtienen las almendras.
Foto: APFC Ago/2013

Estas son las almendras del caribe, que se mastican enteras y son de grato sabor.
Foto: APFC Ago/2013

Dentro de la fauna aérea, un depredador, el tecolote amarillo.

Foto: APFC Ago/2013

 Una flor tradicional del lugar es la del Sanmiguelito


Foto: APFC Ago/2012


Foto: APFC Ago/2013

 Para llegar a la Piedra Larga, se ingresa por este camino de mano de obra rumbo a San Blas.
Foto: APFC Ago/2013

Después ya en la brecha, donde esta este señalamiento se toma la ruta hacia el rancho Agua de León.

Foto: APFC Ago/2013

 Estas imagenes son del camino, tipo brecha de un solo carril, en buenas condiciones.

Foto: APFC Ago/2013






Páginas vistas en total